.
.
.
.
.
.
.

De interés

Destacado

Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Implicaciones del sobrepeso van más allá de la estética

Publicado por Mairim Gómez Cañas miércoles, 14 de octubre de 2009

Subir de peso progresivamente es un factor desencadenante para la resistencia a la insulina –hormona que interviene en el metabolismo de los azúcares-, trayendo como consecuencia un aumento de los niveles de glucemia propios de la diabetes tipo 2. El doctor Franklin Ablan, endocrinólogo del Hospital Vargas de Caracas, comentó que para controlar esta enfermedad es preciso aumentar la sensibilidad del paciente a dicha hormona.

El especialista en endocrinología explicó que el tejido adiposo acumulado en el abdomen produce una gran cantidad de ácidos grasos libres, por la descomposición de los triglicéridos ahí almacenados. Estos ácidos pasa de manera directa a la sangre y el hígado, ocasionando resistencia a la insulina y un drástico aumento en los niveles de azúcar presentes en la sangre.

“Los ácidos grasos libres aumentados modifican el metabolismo de los lípidos de alta densidad –colesterol bueno-, disminuyendo significativamente sus niveles y desprotegiendo las arterias; esto favorece el depósito de colesterol LDL –malo- en las paredes de las arteriales”, especificó el galeno.

En las personas con sobrepeso que desarrollan diabetes mellitus tipo dos es vital aumentar la sensibilidad a la insulina, esto mejora el metabolismo de la glucosa, grasas y proteínas. Además, el azúcar se almacena como depósito energético y el proceso de deposición de colesterol en los vasos sanguíneos sucede a la velocidad normal, previniendo una posible aterosclerosis y mejorando la calidad de vida del paciente.

En cuanto a las opciones terapéuticas, el doctor Franklin Ablan destacó que disponen de fármacos como la metformina y la glimepirida, los cuales combinados mejoran la producción de la insulina y ayuda a normalizar los niveles de glicemia, mediante distintos mecanismo que involucran efectos en el hígado y el tejido graso de depósito.

El endocrinólogo destacó que se puede aumentar la sensibilidad a la insulina siguiendo una nutrición adecuada en calidad y cantidad, cumpliendo con una rutina de actividad física de intensidad moderada y evitando el sedentarismo.

1 Responses to Implicaciones del sobrepeso van más allá de la estética

  1. La insulina es una hormona que se segrega para "limpiar" el exceso de glucosa en sangre. Las personas que hacen mucho deporte tienen sus músculos muy estimulados por el ejercicio y la glucosa de la dieta la demanda el músculo. Pero las personas sedentarias (la mayor parte de la población) lo que hacen es transformar la glucosa de la dieta en grasa en el tejido adiposo. Esto es lo que regula la insulina.
    Cuando una persona con una vida sedentaria y una dieta con glucosa de asimilación rápida (pan blanco, patatas, arroz y pasta muy cocidos, azúcares...) lleva mucho tiempo con estos hábitos de vida no saludables, es muy probable que su tejido adiposo diga: ¡¡Basta ya!! y es entonces cuando deja de responder correctamente a la estimulación de la insulina. El tejido adiposo se va haciendo resistente a la insulina y no limpia totalmente el exceso de glucosa en sangre. El fenómeno se agrava si se combinan los carbohidratos de asimilación rápida con grasas (saturadas o hidrogenadas). El músculo, si no se estimula por el ejercicio, no fabrica los transportadores de glucosa GLUT4 ni los transloca a la membrana, por lo que el músculo sin ejercicio no va a limpiar la glucosa.

    Así, la resistencia a la insulina es el resultado de malos hábitos de dieta junto con vida sedentaria. Lo que hay que hacer es llevar una dieta basada en glucosa de asimilación lenta (ensaladas, verduras al dente, alimentos con mucha fibra), con inhibidores de la digestión del almidón (faseolamina, fitatos, salvado de trigo, fibra soluble), limitando el consumo de harinas refinadas y con una fuente de proteínas como carne o pescado.

    Además, es importante el aporte de cítrico entre horas, que es la base de la dieta CitricDiet. El cítrico estimula que el metabolismo use la grasa como energía.

    Con una dieta baja en carbohidratos de asimilación rápida, lo que se conoce como dieta hipoglucémica, evitamos engordar. En este sentido hay concenso en dietas como la de Montignac, Definitiva, Southbeach, La Zona... pero además hace falta una fuente de cítrico, que es lo nuevo en CitricDiet.

     

Publicar un comentario en la entrada

Buscar