.
.
.
.
.
.
.

De interés

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

La hipertensión no llega sola

Publicado por Mairim Gómez Cañas miércoles, 2 de diciembre de 2009

A largo plazo, los efectos de la hipertensión arterial en el organismo pueden ser muy perjudiciales, desencadenando complicaciones como el endurecimiento de las paredes arteriales, infarto agudo de miocardio, enfermedad cerebrovascular, deterioro de los vasos capilares y nefropatía. La importancia de mantener controlada la presión sanguínea radica, precisamente, en que es la mejor manera de prevenir las afecciones antes mencionadas.


En el marco del VIII Congreso Venezolano de Hipertensión Arterial, celebrado recientemente en Caracas, el doctor Julio Acosta, cardiólogo y presidente del Colegio Venezolano del Endotelio, destacó que la hipertensión lesiona órganos como el riñón, cerebro y los ojos, pero sus efectos más devastadores los sufre el sistema cardiovascular.

En pacientes con alto riesgo cardiometabólico, que además de hipertensión tengan obesidad, dislipidemia y resistencia a la insulina, el daño que sufre el organismo es aún mayor. Aunque no existe un registro actualizado de los pacientes con estas complicaciones en Venezuela, el galeno comentó que, en nuestro país, la hipertensión arterial afecta a una de cada cuatro personas, con mayor incidencia en mayores de 40 años.

Se estima que la mitad de las personas hipertensas desconocen su condición, y casi 50% de quienes lo saben no siguen cabalmente un esquema terapéutico. “El médico tiene que estar alerta y realizar un eco y electrocardiograma a todos los pacientes, como medida preventiva, ya que una alteración de los mismos implica cuatro veces más el riesgo de muerte súbita”, agregó.

El doctor Acosta hizo hincapié en la necesidad de que los pacientes hipertensos se realicen pruebas para evaluar el estado de sus arterias y venas, para detectar oportunamente cualquier endurecimiento o inflamación endotelial y aterosclerosis, que pueden ocasionar insuficiencia cardiaca u otras afecciones.

Según el especialista en cardiología, es vital conocer ampliamente la historia médica del paciente para determinar la medicación idónea para el control de su hipertensión. Asimismo, destacó la eficacia de los inhibidores de la angiotensina 2, como el ibersartan, que ayuda a normalizar los niveles de presión arterial en un 45% y retrasa la progresión de la nefropatía diabética. Esta terapia también se encuentra en presentaciones combinadas con un diurético, coadyuvante en la eliminación de sodio y líquidos.

“Al tratar a un paciente con problemas cardiovasculares, debemos asegurarnos de brindarle orientación sobre rehabilitación cardíaca, instrucción acerca de la alimentación más apropiada y el tipo de ejercicio que debe realizar. Además no se debe descuidar el apoyo emocional al enfermo y sus familiares”, puntualizó el cardiólogo.

Fuente: Sanofi-Aventis

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Buscar