.
.
.
.
.
.
.

De interés

Destacado

Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Terapia combinada previene accidentes cerebrovasculares

Publicado por Mairim Gómez Cañas jueves, 10 de diciembre de 2009

Hoy en día, la fibrilación auricular -enfermedad en la que las cámaras superiores del corazón laten de manera desorganizada, produciendo un ritmo cardiaco rápido e irregular- es una de las patologías más comunes en personas mayores de 60 años de edad, y una de las causas más frecuentes de accidentes cerebrovasculares –ACV-. Para prevenir estos trastornos existe una gama de medicamentos, que incluye los antiplaquetarios.

El estudio ACTIVE A, demostró que la terapia combinada de clopidogrel más ácido acetilsalicílico reduce la incidencia de eventos vasculares en pacientes con fibrilación auricular con alto riesgo de ACV, en quienes el tratamiento con anticoagulantes se consideran inapropiado. La terapia combinada disminuye 48% los sangrados mayores extracraneales, cifra que supera en 18% la respuesta a terapias convencionales.

El cardiólogo Moises Pulido, especificó que los pacientes sometidos a terapia con anticoagulantes “deben ser muy disciplinados con su tratamiento, de lo contrario pueden presentarse hemorragias. Estos fármacos tampoco son una buena opción para personas con discracia sanguínea, quienes tengan alguna condición en el tracto gastrointestinal, trastorno cerebral o sean propensas a hemorragias. En esos casos lo ideal es usar antiplaquetarios”.

Por su parte, la médica Internista Luz Marina Fernández, explico que la terapia que combina clopidogrel con ácido acetilsalicílico es eficaz porque bloquea la agregación de las plaquetas y evita la formación de coágulos capaces de causar infartos, embolismo venoso o accidentes cerebrovasculares. La galena aseguró que la combinación de los medicamentos no limita el régimen de alimentación; sin embargo, recomendó a los pacientes con patologías asociadas, asegurarse que los otros fármacos que consuman no incrementen el riesgo de sangrado.

Recomendaciones

Los riesgos de tener fibrilación auricular incrementan con la edad, también si se tiene hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia cardíaca, cardiopatías, enfermedad broncopulmonar obstructiva crónica, tumores cardíacos o si se ha estado sometido a cirugía torácica. En algunas personas la enfermedad es asintomática; mientras que otras pueden sentir palpitaciones intensas, falta de aire y mareo.

Es recomendable realizarse chequeos cardíacos periódicamente, sobre todo a medida que se envejece. Aunque en Venezuela no se conocen las estadísticas de pacientes con fibrilación auricular, se conoce que en Estados Unidos entre dos y tres millones de personas tienen esta patología. En Europa, la prevalencia es de entre cuatro y seis millones y se proyecta que para el 2050 los números se tripliquen.


La fibrilación auricular puede generar coágulos en el corazón de las
personas que la sufren, los cuales pueden viajar por el cuerpo, convertirse en
émbolo e interrumpir el flujo sanguíneo del cerebro.

La diferencia entre los medicamentos antiplaquetarios como el clopidogrel con relación a los anticoagulantes es que los primeros inhiben la agregación de las plaquetas (primera fase en la coagulación de la sangre), mientras los segundos actúan en la cascada de coagulación y en la formación del coágulo de fibrina.

Los antiplaquetarios son más efectivos para evitar trombos en las arterias y los
anticoagulantes para impedirlos en las venas.


Fuente: Sanofi-Aventis

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Buscar