.
.
.
.
.
.
.

De interés

Destacado

Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Anticoagulantes inyectados evitan nauseas, vómitos y efectos gastrolesivos

Publicado por Mairim Gómez Cañas lunes, 30 de noviembre de 2009

Varios son los errores que pueden cometerse al seguir un esquema farmacológico oral. Omitir las dosis, duplicarlas o tomarlas con alimentos prohibidos u otras recetas contraindicadas, son algunos de los problemas que pueden presentarse. Cuando se trata de anticoagulantes parenterales, como la enoxaparina, cualquier descuido en la medicación puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Al administrar la enoxaparina por vía subcutánea se previenen de forma eficaz las enfermedades tromboembólicas arterial y venosa. Este esquema terapéutico beneficia a los pacientes con intolerancia a las recetas orales, con imposibilidad de deglución o mala absorción intestinal. Además, evita las nauseas o vómitos persistentes y los efectos secundarios en el tracto gastrointestinal de pacientes polimedicados.

El especialista en medicina interna, Miguel Ángel Fernández, explicó que los medicamentos inyectables aseguran la biodisponibilidad del principio activo -cantidad y alcance de una sustancia cuando es absorbida por el cuerpo- y su acción es más rápida que la de la terapia oral. Además, su administración es sencilla, segura y no amerita supervisión médica.

Sin vegetales verdes

Existen factores relacionados a la dieta que pueden afectar la respuesta de los anticoagulantes. Los vegetales verdes como espárragos, lechuga, brócoli y repollo son alimentos ricos en vitamina K –requerida en el proceso de coagulación-, por lo cual neutralizan el resultado de los medicamentos. Las hojas de té verde, jengibre, ajo, gingseng y ginko biloba también tienen importantes cantidades de este compuesto.

Por otro lado, el consumo de alcohol puede potenciar el efecto anticoagulante aumentando el riesgo de sangrado.

Eficacia comprobada

La enoxaparina inyectada se ha usado en más de 140 millones de pacientes en todo el mundo, lo que la convierte en la heparina de bajo peso molecular más prescrita. Este fármaco ha demostrado un amplio rango de bioseguridad, al ser recetada en pacientes con características diferentes y en situaciones clínicas distintas.

Dicha medicación cuenta con una alta eficacia antitrombótica, con menor riesgo de hemorragia debido a su mecanismo de acción sobre la cascada de coagulación. Tiene mejor biodisponibilidad y mayor vida media, lo cual hace que pueda administrarse una vez al día en dosis profiláctica y dos veces al día en dosis terapéutica.


Fuente: Sanofi-Aventis

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Buscar