.
.
.
.
.
.
.

De interés

Destacado

Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

La eyaculación precoz es una disfunción que puede tener consecuencias devastadoras en la vida sexual de los individuos, su relación de pareja y su autoestima. Frecuentemente el eyaculador precoz se siente culpable por su insatisfacción sexual y se convierte en presa de una gran inseguridad y tristeza por no saber cómo enfrentar el problema.

La mayoría de los hombres considera que cumplir con las necesidades de su pareja es el factor más importante en la satisfacción sexual y por tal motivo, le teme al fracaso, al abandono y a la infidelidad por no complacerla. Mientras que, para la mujer, no alcanzar el placer sexual en los encuentros íntimos, puede constituir un problema y algunas de ellas lo convierten en un gran conflicto.

En nuestra sociedad la mujer está muy centrada en la gratificación sexual compartida. Sin embargo, una precipitación en la eyaculación deja a la fémina con altos niveles de excitación y a medio camino de alcanzar placer a través de la consecución del orgasmo. Esto trae como consecuencia que la mujer tome una actitud de rebeldía, resignándose a inhibirse del disfrute, sin considerar que esto puede agravar el problema.

El papel que juega la mujer en la relación es fundamental para solucionar esta disfunción, mientras esté dispuesta a comprender y apoyar al hombre. Si existe amor verdadero, la comunicación y la paciencia son armas que pueden garantizar el éxito del tratamiento de la enfermedad.

Hoy en día, el hombre debe tener claro que si padece de esta condición, debe enfrentarla del modo más adecuado y conversar con su pareja. La mujer debe colaborar con ternura y no precipitarse ante un caso de eyaculador precoz, ya que generalmente, la fémina actúa con insultos y hostiga al hombre perdiendo la paciencia y descalificando su intimidad.

Por esta razón, es recomendable consultar con profesionales de la salud especializados y capacitados para que le orienten en su diagnóstico y debido tratamiento, el cual es altamente efectivo si se adopta un modelo integral en donde la mujer participe activamente motivando a su pareja.

Fuente: Campaña Educativa de Janssen - Cilag

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Buscar