.
.
.
.
.
.
.

De interés

Destacado

Related Posts with Thumbnails

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Cómo lograr las metas en el control de la hipertensión

Publicado por Mairim Gómez Cañas jueves, 16 de julio de 2009

Controlar la presión arterial tiene múltiples beneficios para los pacientes en la prevención de enfermedades a largo plazo, además de tener efectos metabólicos favorables. Sin embargo, alcanzar los niveles deseables es todavía una meta difícil para los médicos

“El tratamiento de la hipertensión en sus diferentes situaciones clínicas, debe plantearse dos objetivos: el primero enfocado a distinguir el riesgo del paciente y fijar los niveles de control de presión arterial -los cuales deben ser menores de 140/80 mmHg-, y segundo orientado a seleccionar cual es el tratamiento, que siguiendo las guías terapéuticas, se adapta mejor al paciente”. Así lo aseguró el doctor José Ramón González Juanatey, especialista en Cardiología y catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela, en España.

La hipertensión arterial es considerada una patología latente que cada vez afecta a mayor número de personas a nivel mundial, cuyo control médico debe ser constante y permanente. La presión arterial alta afecta el correcto funcionamiento cardiovascular, dificultando el paso de la corriente sanguínea a través de venas y arterias y ocasionando daños progresivos en el sistema cardiovascular.

El doctor González comentó que, en principio, los pacientes hipertensos sin morbilidad pueden ser tratados siguiendo lo que recomiendan las principales guías terapéuticas -entre ellas la Americana, el Joint National Comité (JNC VII) ó las guías Europeas de hipertensión-, no obstante, estudios médicos como ACCOMPLISH y ASCOT demuestran claros beneficios al iniciar el tratamiento de la presión arterial alta con terapia combinada de antihipertensivos y diuréticos.

El galeno considera primordial incluir diuréticos en el tratamiento farmacológico para controlar la presión arterial. “Debido a que más del 50% de los hipertensos son sensibles a la sal, esta característica se acentúa y su frecuencia aumenta con la edad y se asocia con un mayor riesgo de complicaciones cardiometabólicas y renales, como diabetes, insuficiencia renal y síndrome metabólico. Es necesario y fundamental en estos pacientes administrarles medicamentos que les faciliten la excreción de sodio y líquidos, siendo una de las más eficaces, la combinación entre estos fármacos y antagonistas de receptores de angiotensina II”.

“A pesar que alcanzar los niveles deseables de presión arterial es todavía una meta difícil para los médicos, esto también implica que el paciente tome parte activa en su tratamiento, a través de la adherencia a su medicación y mediante la adopción de un estilo de vida más saludable, que incluya alimentación balanceada y la práctica frecuente de ejercicio físico” concluyó González Juanatey.

0 comentarios

Publicar un comentario

Buscar